A Cidade das Meigas

Catedral-de-Santiago-de-Compostela

As cidades son os libros que se escriben cos pés, dixo unha vez un ilustre poeta. Santiago é un deses grandes libros, que por moitas veces que sexan lidos, sempre esconden segredos entre as súas páxinas, ínfimos e inesgotables detalles que os fan verdadeiras obras de arte.

Santiago é un libro de pedra, de pétreas rúas e edificios, cheo de templos, do saber e do espírito. É un libro antigo, de misterio e bruxería, de luces e sombras, de promesas e anhelos. As súas pasaxes máis percorridas son as que xiran en torno á gran dama compostelá, que impoñente e fermosa, disputa o trono á súa compañeira parisiense.

Santiago é un libro, un libro perfumado coas apócemas e beberaxes das meigas e ilustrado coa música dunha gaita e o burbullar do vento que acaricia as árbores. Un libro gravado coa tinta do orgullo no corazón de todos os galegos.

La España de Cervantes

“Y a continuación, para cerrar el informativo, conmemoramos hoy la muerte de Miguel de Cervantes y celebramos el día internacional del libro. Les dejamos con el reportaje. Esto es todo por hoy, tengan una muy buena tarde.”

Una breve narración de la vida del escritor sucedió a las palabras del presentador, acompañada de una serie de imágenes bastante logradas que recreaban diferentes episodios históricos y otros pertenecientes a su ficción.

“Casi 400 años después de su muerte sigue siendo mundialmente reconocido, y sigue ocupando un lugar preeminente en la cultura de nuestro país, hoy más viva que nunca gracias a muchos otros que continúan su labor. Seguimos siendo el país de la cultura. La España de Cervantes”.

Tras los créditos del noticiario saltaron los anuncios sobre la programación del día. “Sálvame” ocupaba la tarde, y la noche acogería la final de la enésima edición de “Gran Hermano”. Ambos lideraron su franja horaria, el último disparándose hasta más de seis millones de espectadores.

Los documentales sobre el día a celebrar y los autores a remembrar apenas fueron visualizados, quedando relegados a la minoría más absoluta.

La España de Cervantes.

Y el célebre y aclamado precursor de la novela moderna, uno de los más capaces y mordaces autores de la literatura universal, el otrora príncipe de los ingenios, se revolvió en su tumba.